Acerca de

como cuidar tu sistema urinario

       El sistema urinario se encarga de eliminar sustancias tóxicas y exceso de líquido del organismo. Una micción normal implica que todos los órganos funcionen en orden. Dentro de los responsables de producir y eliminar la orina están dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra.

       Estas infecciones pueden producirse en cualquier parte del aparato urinario, es más común que afecten la vejiga y la uretra. Las infecciones en el tracto urinario suceden cuando bacterias ingresan a través de la uretra y se multiplican en la vejiga. Existen diferentes tipos de infecciones, dentro de las más comunes se encuentran:

• La cistitis, que es una infección en la vejiga, que por lo general es causado por la bacteria E. coli (Escherichia coli), presente en el tubo gastrointestinal. También otras bacterias pueden ser las responsables. Debido a su anatomía, las mujeres están en riesgo, por la corta distancia entre el ano y el orificio uretral a la vejiga. Las relaciones sexuales pueden ocasionar cistitis. 

• La uretritis, ocurre cuando las bacterias en el tubo gastrointestinal se propagan desde el ano hacia la uretra. Ocasiona inflamación, dolor, ardor y secreciones purulentas.

El primer síntoma de alerta es el dolor o ardor al orinar, con fiebre, cansancio, urgencia constante de orinar, presión en la parte inferior del abdomen, orina con mal olor o turbia, dolor pélvico en las mujeres en el centro de la pelvis, entre otros. 

FACTORES DE RIESGO

       Es un hecho que las mujeres tienen una mayor probabilidad de sufrir una infección urinaria debido a su anatomía, por algunos tipos de anticonceptivos, por la disminución de estrógeno que produce cambios en las vías urinarias, al llegar a la menopausia. Por otra parte, prevalece en las personas mayores, puesto que el envejecimiento produce una alteración de los mecanismos defensivos frente a la infección.

 

      Otros factores como anormalidades en las vías urinarias, obstrucciones y un sistema inmune deprimido pueden ser causantes de una infección urinaria. En conclusión, hay personas que están más propensas a padecer una infección pero nadie está exento.

      Las infecciones urinarias pueden llegar a ser muy molestas y afectar las actividades diarias, por lo que se recomienda adoptar estas medidas:

• Beber agua ayuda a diluir la orina y que se orine con mayor frecuencia así, se expulsarán bacterias de las vías urinarias.

• Beber jugo de arándanos rojos, puesto que tiene propiedades para evitar las infecciones urinarias.

• Mantener una adecuada limpieza, desde adelante hacia atrás, así se previene que las bacterias que están en el tubo gastrointestinal se transfieran a la uretra.

• Evitar productos femeninos, ya que el uso de cremas, talcos o lociones contienen químicos dañinos que irritan la uretra.

      Estas infecciones bacterianas, son el segundo tipo de infección más común, por lo que hay que cuidarse. Es de vital importancia, que consulte a su médico en el momento que empiece a tener algún síntoma, para que este confirme la infección con una prueba de orina. Los profesionales, suelen tratar estas infecciones con antibióticos, ya que esta sustancia química impide el crecimiento y mata los microorganismos sensibles. Brindándote la posibilidad que disfrutes tu día a día ALMAXIMO.

BANNER (26).png