Acerca de

URETRITIS

hombre-joven-que-sufre-dolor-espalda-camisa_176474-20422.webp

La uretritis es una infección urinaria que afecta a la uretra y que pueden producir tanto bacterias (las más frecuentes son Clamidia, trachomatis y Neisseria gonorrhoeae) y virus (herpes simple y citomegalovirus), ocasionando la inflamación e irritación del conducto uretral.

 

El grupo de población que mayor riesgo presenta de padecer esta patología es el de las mujeres en edad fértil y los hombre de entre 20 y 35 años, en especial si tienen antecedentes de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

 

CAUSAS

 

La uretritis puede ser causada por bacterias o virus. Algunas de las bacterias que causan esta afección incluyen el E. coli , la clamidia y la gonorrea. Estas también causan infecciones del tracto urinario y algunas enfermedades de transmisión sexual. Las causas virales de la uretritis incluyen el virus del herpes simple y el citomegalovirus.

Otras causas incluye, lesiones, sensibilidad a químicos utilizados en espermicidas, jaleas, cremas o espumas anticonceptivas

En algunas ocasiones se desconoce la causa.

 

SÍNTOMAS DE LA URETRITIS

 

La sintomatología de la uretritis varía en función del sexo de quien la padece:

 

MUJERES

 

-Fiebre.

-Escalofríos.

-Dolor pélvico o abdominal.

-Micción dolorosa.

-Micción frecuente con sensación de urgencia.

-Dolor pélvico.

-Relaciones sexuales dolorosas.

  

HOMBRES

 

-La fiebre es infrecuente.

-Presencia de sangre en la orina.

-Dolor durante la micción.

-Micción frecuente con sensación de urgencia.

-Eyaculación dolorosa.

-Dolor durante la relación sexual.

 

TRATAMIENTO DE LA URETRITIS

 

El diagnóstico de la uretritis implica la exploración física del paciente (abdomen vejiga, escroto y pene en los hombres; y examen pélvico y abdominal en las mujeres), junto a una analítica de sangre y un cultivo, así como una cistoscopia y en caso necesario una ecografía pélvica en las mujeres.

 

Obviamente, el principal objetivo del tratamiento es la eliminación del agente patógeno que ha causado la infección y evitar su diseminación a otras partes del sistema urinario, además de reducir la sintomatología. Por ello se utilizarán antibióticos y antiinflamatorios no esteroideos si la uretritis es de origen bacteriano o antivirales si es vírica. También es importante que la pareja reciba el mismo tratamiento para evitar contraerla y que se practique la abstinencia sexual o se utilice preservativo  en tanto que la infección no haya desaparecido.

 

Conviene señalar que esta infección urinaria puede tener importantes complicaciones, como la extensión de la misma a otras partes del sistema urinario o una estenosis uretral tras la formación de cicatrices en la uretra. La mujer, además, puede desarrollar una cervicitis o  una enfermedad pélvica inflamatoria (una infección que puede afectar al endometrio, las trompas de Falopio y los ovarios y que puede comprometer su fertilidad).

 

REFERENCIAS

 

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/enfermedades-y-trastornos/infecciones/uretritis.html

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000439.htm#:~:text=Es%20la%20informaci%C3%B3n%20

joven-mostrando-su-columna-vertebral-sobre-fondo-blanco_176474-115450.webp
ARTOSAN.png